Duffee Candidato Electoral Por El Partido Verde Para El Congreso

Comunicado De Prensa
5 septiembre 2008

Contactos:
Richard Duffee, Candidato, (203)588-0161, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
German Tedesco, Enlace de habla hispana: 203-537-8204, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Oficina de Partido Verde: The Aquarium, 10 Knight Street, Norwalk, CT 06851 - www.richardduffee.com

NORWALK, CT—Richard Duffee, candidato al Congreso por el Partido Verde en el 4to. Distrito está en la papeleta electoral. El anuncio de la Secretaria del Estado, fechado el 26 de agosto, llegó al Secretario del Partido Verde en Fairfield County, David Bedell el 2 de septiembre sin estampilla de correo ni matasello.

Por primera vez, el Partido Verde tiene en los cinco distritos de Connecticut candidatos al Congreso. Stephen Fournier en el 1ro., G Scott Deshefy en el 2do., Ralph Ferrucci en el 3ro., Richard Duffee en el 4to., y Harold H. Burbank II en el 5to.

Encabezando el listado de propuestas en la plataforma de Duffee, está su petición de que Estado Unidos de Norteamérica respete la Ley Internacional. Porque según él expresa, “Nuestros peores problemas internacionales son la respuesta y consecuencia directa a nuestras actividades ilegales”; él sostiene que los Estados Unidos de Norteamérica debieran ratificar su adhesión al Tratado de la Corte Internacional de Delitos y reconocer su jurisdicción para perseguir los criminales de Guerra tales como Bush, Cheney, Rice y Wolfowitz. Duffee agrega también que Bush y Cheney debieran ser enjuiciados y acusados por la ley de Estados Unidos. El argumenta que todas las actividades encubiertas operacionales de la Agencia para la Seguridad Interna (CIA) debieran ser prohibidas porque son, por definición, agresoras de las leyes de los países en las que se desarrollan. El dice: “Nosotros debemos dar al resto del mundo fundamentos adecuados demostrándoles que de aquí en más no intentaremos violar sus derechos”

Duffee está abocado a disminuir las emisiones de carbón en por lo menos un 80% para el 2030 sin usar energía nuclear, que es tan peligrosa que las compañías de seguros rehúsan asegurar las instalaciones nucleares. El recomienda proyectos similares al de los Cuerpos de Desarrollo Civil de FDR en los años 1930, sólo que en este tiempo presente con la misión de reconvertir edificios con insulación e iluminación LED; crear energía solar, eólica, geotermal, mediante hidrógeno e hidroeléctrica y medios públicos de transporte tan eficientes como los europeos. Señala que la descentralización reduce los precios de la energía; el propone otorgar préstamos para los dueños de casas y edificios, para instalar en cada propiedad sistemas de generación de energía, que se ayudarían a pagar con el sobrante del consumo que sería a su vez reenviado a la red general disminuyendo sus costos de ejecución.

Como la asistencia sanitaria es un derecho de todos, Duffee defiende una cobertura universal del sistema de salud. Porque el derecho a la asistencia legal no debe depender de los ingresos de los ciudadanos, Duffee quiere revitalizar los Servicios Legales Corporativos (Corporaciones privadas sin beneficios de lucro que proven asistencia legal gratuita para la población de bajos recursos) y presupuestarlos al modelo y alcance canadiense. Duffee aboga por restituir todos los derechos constitucionales que la Administración Bush-Cheney ha subrepticiamente quitado.

En la creencia de que las corporaciones han usurpado los derechos individuales y civiles, él propone eliminar el privilegio legal ficticio de las corporaciones a ser tratadas como sujetos individuales de derecho. Duffee defiende que la ley debe distinguir entre las ganancias corporativas atribuibles a productividad y las ganancias por transferencia, debiendo estas últimas tratarse impositivamente con el baremo más alto de la escala. Por ejemplo él expone: “ganancias de un producto farmacéutico como Xanax, del que 100 tabletas de un miligramo se venden a $136.79 y tienen un precio de costo de 2.4 centavos, remarcándose un 569.956% sobre el costo de sus ingredientes activos, debieran tratarse con un 99% de impuesto para así forzar bajar su precio y detener la explotación sin piedad de la población enferma necesitada de medicamentos. Contrariamente a sólo maximizar las ganancias de sus accionistas, lo que es un proyecto antidemocrático, nuestra sociedad debería buscar como brindar beneficios para todos sus integrantes de modo que aprendiéramos a conocer y crear valores en términos de poder de paridad de compra, la ley de disminución de las ganancias y el impacto al medio ambiente de las actividades industriales.

Duffee cree que el desastroso rumbo presente del Imperio norteamericano crea la dependencia en otros países de materiales de producción y mano de obra, por lo que debiéramos refundir nuestra base industrial usando tecnologías verdes a efectos de minimizar la contaminación y respetar el medio ambiente.

Duffee propone eliminar todas las armas de destrucción masiva que poseen los Estados Unidos de Norteamérica. Cerrar sus 725 bases militares fuera de sus fronteras, incluyendo las localizadas en Puerto Rico, -su colonia más antigua-. Rediseñar el ejército haciéndolo completamente defensivo y trabajar con los organismos internacionales para reducir firmemente toda necesidad militar pre-existente. El manifiesta: “¿Por que derrochar tres mil millones de dólares en guerras, cuando en su lugar los podríamos utilizar dentro del país mejorando nuestro bienestar común?” Preguntado por sus opositores Duffee dijo: “Enfrentamos los mismos problemas que Lyndon Johnson: todas sus buenas intenciones serán destruidas por la Guerra”

Mas información sobre la campaña de Duffee para el Congreso puede encontrarse en su sitio en la red, www.richardduffee.com

# # #

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION